User Tools

Site Tools


el_analisis

“Poetas y mendigos, músicos y profetas, guerreros y malandrines, todas las criaturas de aquella realidad desaforada hemos tenido que pedirle muy poco a la imaginación, porque el desafío mayor para nosotros ha sido la insuficiencia de los recursos convencionales para hacer creíble nuestra vida. Este es, amigos, el nudo de nuestra soledad.”
Gabriel García Márquez, “La soledad de América Latina” (1982)


Como los seres humanos, somos capaz de algo que no otros animales son: el lenguaje. Con el poder de lenguaje, elaboramos fragmentos de imaginación y pintamos la visión del mundo en cualquiera manera que escogimos. Algunas veces, esas imaginaciones o visiones son productos de la interacción social ̶ la colectiva o la individua ̶ que refleja el ambiente sociohistórico y el consiguiente aumento de una cultura. Con toda la inestabilidad política de Latinoamérica en el fin del siglo XIX, es exactamente lo que hizo Gabriel García Márquez, el escritor colombiano que recibe el mayor honor del Premio Nobel. Un gran parte del literario “boom” que culmina en las décadas de 1960´s y 1970´s, García Márquez experimentaba con el estilo de realismo mágico cual puede caracterizado por “presentación de elementos fantásticos y fabulosos, convivencia de lo real con lo fantástico, los personajes [que] conviven con elementos fantásticos, la narración [que] no es lineal y los escenarios [que] son exóticos” (Informador). En “La mujer que llegaba a las seis,” uno de sus primeros cuentos publicado en 1950, la presencia de realismo mágico es evidente por su desarrollo de personajes, ambientación, y el uso recurrente de elementos temáticos. En este ensayo, examinamos cómo Márquez utiliza los elementos lingüísticos y temáticos para promover su estilo de realismo mágico y reflejar su visión de la cultura de Latinoamérica.

Cuando considera los elementos temáticos de “La mujer que llegaba a las seis,” tres ideas o temas principales pasen al frente: el poder del amor, los dilemas morales que rodean del amor, y la importancia del tiempo. Si bien la obra gira en torno a las acciones de “reina,” un gran parte de los elementos temáticos viene de José. Él está perdidamente enamorado de “reina” y por eso se enfrenta a dilemas morales sin importar que son consecuencias de “reina.” En muchos sentidos, estos dos personajes son complementos del otro. “Reina” representa la parte inmoral del espectro–ella es una prostituta que es manipuladora y implicada como asesina. Ella usa la devoción de José a su favor con el propósito de conseguir lo que quiere: una coartada por su acto de asesinato. Por otro lado, José representa la parte moral del espectro: un hombre cegado por el amor y la devoción a una mujer inalcanzable. “Reina” es bonita, joven, y deseable, aunque moralmente errónea e inestable mentalmente. José es el contrario, porque él es más viejo, no particularmente atractivo, y parece ser moralmente sana y trabajadora. Juntos, su relación proporciona el tema del poder del amor y los dilemas morales que vienen junto con él.

Además, cabe señalar que Márquez utiliza el misterio para promover los dilemas morales. De hecho, toda la obra está envuelta en el misterio. “Reina” habla en hipotéticos todo el tiempo tratando de convencer a José que ella entró en el restaurante antes de realmente lo hizo con el motivo de mantener su coartada. Ella básicamente confiesa el asesinato, pero de una manera hipotética, para mantener intacta su inocencia aparente. Mientras que José está ciego con el amor por “reina,” no es tonto y se da cuenta de que la conversación implica que ella está metido en problemas. Cuando ella le pide a José que mentir por ella, el dilema viene al frente: ¿miente por su amor o elija la moral y la entrega a la policía? El fin de la obra es un poco abierto a la interpretación porque no menciona si José miente por “reina” como ella le pide. En esa manera, se podría argumentar que José puede elegir la ruta moral en lugar de elegir el amor. O tal vez, él está en un estado de negación simplemente haciendo su carne y creyendo que ella tiene que salir de la ciudad con toda la intención de volver.

En respecto al tema del tiempo y su importancia, la obsesión de “reina” con el tiempo sirve como un catalizador para el trabajo. Es obvio que el concepto del tiempo es importante a debido al título de la obra: la mujer de llegaba a las seis. También, ella pasa mucho de la conversación tratando de convencer a José que ella llegó antes de que lo hizo, con el propósito de tener una coartada para la policía. Su paranoia y la culpa la hacen suplicar con José a mentir por ella. Por lo tanto, los tres elementos temáticos más importantes son las de la fuerza del amor, la elección entre el amor y la moral, y la importancia del tiempo.

Aunque muy bajo en tono, la ambientación en “La mujer que llegaba a las seis” es muy importante notar por su influencia en crear la intimidad entre los personajes y los límites metafísicos de la obra. Como lectores, entramos el cuento no sola figurativamente sino literalmente con la primera línea del texto, “La puerta oscilante se abrió” (Aproximaciones 85). Nos invita a un espacio encerrado en que podemos observar los personajes y sus secretos más profundos en la perspectiva de la persona que pasa desapercibida. Esta intimidad entre los personajes puede ser visto con cómo ellos se dirige uno a otro. José refiere a la mujer como “reina,” un término de admiración. Es interesante notar que nunca menciona su nombre completo de la mujer. Este efecto no solamente resulta en crear un sentido de fantasía y misterio caracterizado por el realismo mágico sino también en ampliar nuestra percepción de ella y los temas que ella nos ofrece. El sentido de tiempo real también permanece en este espacio, anclada por el reloj solo en el restaurante lo cual refiere constantemente José para basarse de realidad. Para establecer que “[hoy] es distinto,” García Márquez repite en muchas formas la vida mundana de José con expresiones como “siempre te preparo” y “[todos] los días son iguales” (85-86). La diferencia entre cómo la mujer percibe el tiempo y cómo lo hizo José es una evidencia de convivencia de lo real y lo fantástico.

A través de la narrativa, hay una aura de misterio entre los dos personajes, “reina” y su admirador José. Este tipo de aura no es rara en las obras de Gabriel García Márquez, quien está conocido por su estilo magicorrealista. Este estilo tiene una narración de fantásticos y verdades desconocidas. El diálogo entre los dos es oscuro y impreciso, por lo tanto, el lector no sabe si la mujer dice la verdad o si ella es una mentirosa. También, el diálogo se infunde con elementos del amor, la moralidad, y la ética, por eso, la historia fuerza el lector cuestionar a ellos y preguntar qué es realidad y qué es fantasía. A través del cuento, el lector es constantemente en busca de más información de “reina” y por consiguiente, el mente del lector está tratando entender qué pasa con la mujer y necesita utilizar su imaginación. La narrativa no es solamente blanco y negro.

Hay muchos ejemplos del realismo mágico en la historia. Primero, García Márquez examina las diferencias entre el realidad subjetiva y la realidad objetiva. Es obvio que el tiempo está fijado, y no puede cambiarlo. No obstante, en la realidad subjetiva, el tiempo puede cambiar y es dependiente de la personaje, y para esta personaje, su tiempo no es gobernado por la sociedad. En la trama de “La mujer que llegaba a las seis,” “reina,” la mujer que coquetea con José, llegaba a las seis pero dice que “hoy es distinto” y jura al amarrador que llegó a las seis menos cuarto. Sin embargo, José está cierto que la mujer llegó a las seis, como siempre. En esta trama, el reloj representa la realidad objetiva, porque un reloj está monótono y predicable. Este reloj es una parte importante en la trama y en el realismo mágico porque los dos personajes argumentan sobre qué hora llegó la mujer en la restaurante. José dice que, “No, el reloj es correcta y llegaba a las seis,” y mientras que el argumento sobre el reloj representa la realidad para José, representa la fantasía para la mujer. Es claro que la mujer está mintiendo, pero José no entiende por qué. También es difícil para José creer en “reina” porque la vida de él es normal y práctica y no había extraviado nunca. El reloj representa la vida de José, en que todos días son idénticos. Él tiene un papel que nunca erraba. “Reina,” en cambio, es antojadiza, vulgar, y encantadora. Tiene un trabajo insólito y raro, y para ella, cada día es diferente. Su vida no pone, por lo tanto, ella representa una realidad subjetiva en cual el reloj no poseerla.

Otro ejemplo de magicorrealista es el trabajo de “reina.” Ella es una prostituta y tiene relaciones sexuales caprichosas con innumerables hombres, cual es muy diferente desde el trabajo mundano de José. Y porque el trabajo de “reina” no es seguro, ella conocía muchos hombres malos. Aprendemos que ella asesinó un cliente y por lo tanto ella necesita hacer a José cree que ella llegó a las seis menos cuarto, por consiguiente la mentira debe ser una realidad. Ella usa su atractivo sexual para crear esta fantasía “verdad.” Ella sabe que José está enamorado de ella y ella le gusta coquetear con José, como demostrado cuando ella dice “¿me quieres?” ya saber la respuesta. Por lo tanto, ella utiliza su encanto para atraer a José en su fantasía.

En “La mujer que llegaba a las seis,” Gabriel García Márquez enfoca en experimentar con el estilo de realismo mágico para exponer los temas del amor y ético. Su estilo incorpora la fantasía con la realidad,y por lo tanto no hay negro y blanco, pero hay muchas áreas grises. Además, estos elementos temáticos giran en torno los ideas del poder de amor, la elección entre el amor y moralidad, y la importancia del tiempo. Aunque el cuento parece como un diálogo paranoico de una prostituta y un dueño del restaurante simpático, tras un examen más detallado, vemos el uso de la ambientación que sumergen los lectores en el mundo de convivencia de lo real y de lo fantástico. En la sutileza de elementos literarios, Márquez nos ofrece un mundo tan dinámico hecho de palabras estáticos.

el_analisis.txt · Last modified: 2015/01/26 23:30 (external edit)